Más amor, menos dietas.

Desde niña siempre he sido selectiva con mi ropa. Mi mamá tenía que evitar que sus amigas me regalaran ropa pues ella sabía que no iba a usar algo que no me gustara. Se puede decir que he tenido un sentido de la estética fuerte desde que nací. Creciendo, experimenté con muchísimos estilos de vestir. Mi adolescencia, como la de todos, llegó plagada de cambios. El más fundamental de ellos fue mi peso. Aumente varios kilos, debido al estrés y una pésima relación de consolación con la comida. Me era difícil encontrar ropa que me gustara y me quedara bien. Así que estuve obligada a usar lo que encontrara.

Continue Reading

Guía anti-bronceo

Soy tan pálida que usualmente lo primero que me dice con sorpresa una persona que recién me conoce es: “¡Eres muy blanca!” Incluso, amigos y familiares me lo recuerdan cada vez que nos vamos de viaje a algún lugar que permita andar en vestido de baño. Desde pequeña me llenaban con bloqueador SPF 100, nunca estaba fuera cuando el sol estaba muy fuerte y cuando salía, mi uniforme era una camiseta de manga larga. Si no se tomaban esas precauciones podía dañar mi paseo por mis quemaduras. A mi piel nunca le ha gustado el sol, por lo que tuve que aprender a vivir con eso.

 

Vacaciones

Continue reading “Guía anti-bronceo”

Moda e identidad

La identidad es un concepto difícil. La formamos desde pequeños, y con cada decisión que tomamos la alimentamos para vernos como lo hacemos actualmente. Desde los colores que nos gusta vestir hasta tomar decisiones como operaciones cosméticas, tatuajes y otras modificaciones vamos creando nuestra identidad donde lo visual es primordial. Es fácil caer en la trampa de juzgar a las personas por el tipo de ropa que usan, y es la manera más sencilla de hacerlo, pues la indumentaria muestra mucho sobre quién es la persona.

Moda e identidad.jpg Continue reading “Moda e identidad”